Comiéndole el coño a una cuarentona caliente. La puta se dejo chupar el coño para follarse al jovencito.

La madura le tenia muchas ganas a este jovencito y aprovecho que estaba sola en la casa para seducirlo y follarlo. A cabroncito lo agarro en la cama y en pocos segundos ya estaban los dos casi desnudos besándose y chupándose todo. Después de hacerse chupar el coño, la perra le dio una mamada para luego subírsele encima y montarlo. El guarro ya bien caliente aprovecho para darle duro y meterle la polla a fondo. En todas las posiciones posibles, el tío le dio hasta hacerla gritar de placer y venirse sobre ella.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *