Esta madura se follo al hijo de su vecina. Le comió la polla antes de dejarse penetrar en cuatro patas. A la señora le gusta bien duro

No te voy a mentir amigo, a la señora le gusta que le den bien duro y no solo eso sino que le gusta que le den chicos jovencitos. Por eso mismo apenas el hijo de su vecina cumplió la mayoría de edad, la muy guarra inventó cualquier excusa para llevarlo a su casa. Una vez allí lo agarró sobre el sofá y lo puso a gozar como nunca imagino en su vida. Le bajó los pantalones y le dio una mamada de pollas brutal. Pero claro, ella no lo llamó solo para dar placer, por eso mismo este guarro tú que darle una buena sesión de sexo oral mientras ella se abría de piernas casi a 180 grados. De todas formas me pareció que hizo un buen trabajo este pequeño cabrón, ya que sin poca experiencia le chupó el coño y el clítoris como dios manda. Al finalizar la sesión de sexo oral la muy puerca se dejó penetrar y este joven le dio con la fuerza de un potro salvaje. Tienes que verlo para creer amigo, ya que el guarro se sacó las ganas. En particular me gustó mucho como le dieron de perrito y como le llenaron de leche

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *