Madre e hija follando con un jovencito con suerte. Doble mamada de pollas. Una monta su cara mientras la otra monta su rabo. Una locura.

No puedo creer que una madre sea tan puta como hacer semejante cosa con su hija. Primero porque estamos hablando del novio de la joven. Segundo porque parece fuera de los cabales haciendo absolutamente de todo. Te vas a volver loco cuando la veas mamar pollas o cuando veas como monta la cara de este cabrón. Pone su clítoris hinchado bien sobre su boca. Cuando la hija entró en escena le dieron una mamada de pollas a dos lenguas. Una le montó el rabo y la otra la cara. Y al final verás un impresionante doble facial.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *