Madura con cuerpo de jovencita mamando una polla y follando como una zorra caliente. A la puta la bañaron en leche.

Estas maduras son las que a mi me gustan. Perra bien mantenida con un buen cuerpo y tetas paradas. La puta llego a la casa de su joven amante para regalarle una rica mamada. La tía se puso de rodillas y se metió la polla hasta el fondo de la garganta. Tanto le gusta mamar pollas que hasta le chupo las bolas. Parecía que en cualquier momento se los iba a comer. Tras dejarle el rabo bien erecto esta puta se puso en cuatro patas para que el cabrón se la meta por el coño. También lo hicieron boca arriba mientras ella no paraba de gemir y gritar como una zorra en celos. No hay nada mas excitante que ver a una madura gozando cada ves que le meten una polla. Pero como siempre lo mejor llega al final y esta ves a esta milf la dejaron bañada en leche.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *