Rubia madura de grandes nalgas follando con su hijastro. La puta le tenia unas ganas locas de follarse a este jovencito por fin cumplió su fantasia.

Hacia rato que esta gorda madura tenia ganas de follarse a este jovencito y por fin pudo cumplir su fantasía. Mientras su marido estaba ocupado hablando por teléfono la perra metió al cabroncito en la habitación le bajo los pantalones y comenzó a chuparle la polla. Luego de eso ella se monto dándole la espalda y lo cabalgo sin parar. El cabrón entro en calor y muy excitado la puso boca abajo y se la clavo fuerte y duro, mientras ella levantaba las nalgas para que le entrara hasta el fondo. La puta no paraba de gemir, se nota que estaba muy caliente por la forma que luego se volvió a montar sobre el guarro y le saltaba sobre la polla hasta que el joven se vino dentro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *